¿Qué ver en la isla de Malapascua?

¿Todavía no sabes qué ver en Malapascua? Ya sabes que Malapascua es una isla de buceo, aunque no por eso está limitada a ello. Y también sabes que la isla es lo que es por el especial tiburón zorro

No esperes encontrar una isla masificada, ni coctelerías en cada esquina. Tampoco vayas sólo para encontrar un ambiente de fiesta, o unas playas de ensueño, con chiringuitos ocupando la arena a pie de playa.

Se trata de no tener expectativas, porque hay gustos para todos, pero lo que vas a encontrar en Malapascua es calma, energía y un espíritu libre de poder elegir lo que quieras para cada momento.

Malapascua se divide en la zona del norte y la zona del sur, es una isla más bien rectangular y ofrece un poco de todo. 

Hablemos del sur…

Puedes encontrar más bares y restaurantes, más cantidad de alojamientos, así como casi todos los centros de buceo de la isla. Hay muchos centros de buceo que ya disponen de esos bares donde tomar algo delante del mar, pero respetando el espacio para la playa y seguir teniendo tu rincón para tumbarte y bañarte. Es una isla sin carreteras, porque no hay coches, es tan pequeña que andando te la recorres tranquilamente. Eso sí, si vas con falta de tiempo porque aún no has dejado el ritmo occidental en casa, siempre puedes coger una moto-taxi, y te llevan por menos de un euro a donde quieras de la isla. 

isla Malapascua

Vamos a lo que nos interesa… ¡Las playas! Las aguas turquesas envuelven toda la isla, pero las playas del sur son más de arena blanca con coral y alguna roquita en las orillas, y alguna que otra zona donde poder nadar un poco con tu máscara y tu snorkel y ver corales. Si estás en la zona del sur-oeste, puedes nadar incluso hacia un islote que se llama Dakit Dakit, desde una playa escondida al lado del cementerio (sí, el cementerio tiene vistas al mar, se cogieron la zona pija… jeje). 

Por todas las pequeñas calles que te llevan a cualquier lugar, incluso a casas que no esperabas meterte, puedes llegar a diferentes sitios, que además de alojamientos, son restaurantes con música en vivo y un ambiente local increíble. Es probable que estés una semana y todavía no conozcas los atajos o calles que te llevan a donde quieres llegar, pero poco a poco te familiarizas. Otra opción es preguntar a algún local e incluso son capaces de acompañarte a donde quieras sin esperar nada a cambio. 

Y en el norte…

Aquí está todo más calmado, turísticamente hablando. Hay también algún resort y algún centro de buceo, pero lo que más se conoce son las típicas playas de arena blanca con palmeras donde tumbarte un día entero después de tus buceos para reponer energías

norte Malapascua

De camino al norte, en la zona oeste, está el faro, un imprescindible para visitar ya que desde ahí puedes ver la inmensidad del mar desde una de las partes más altas de la isla. 

Si sigues subiendo, hay más playas donde hacer snorkel, incluso un barco japonés hundido, y también hay otro islote (en el noroeste), llamado Lapu Lapu, donde si tienes las corrientes controladas puedes ir a nadar y ver grandes bancos de peces, coral y mucha vida marina.

La playa más larga de la isla está en el norte, y va casi de punta a punta (de oeste a este). Si caminas hacia el este llegas a una pequeña cala donde hay un resort abandonado. Allí te haces la típica foto y, a la vez, sientes lo fuerte que puede soplar el viento algunas veces llevándose a su paso lo que encuentra. Este resort fue derruido por el gran tifón que pasó por Malapascua en 2013, destruyendo muchos hogares, negocios y barcos. 

resort abandonado ventana azul Malapascua

“Con esto, también tiene que ver el ser humano. Somos parte del problema y también parte de la solución. El Planeta, con nuestro impacto produce cambios en su estado. Así como los tsunamis son consecuencia de la destrucción de los manglares en las playas, los cambios de vientos, las depresiones tropicales y los temporales fuertes son también consecuencia de nuestro impacto con el medio ambiente.” [Mira cómo desde Malapascua buscamos generar un impacto positivo en el planeta]

Las playas de esta zona, si vas bajando por el este, tienen rincones increíbles. Cuanto más tiempo estés, más descubrirás, y si por esos días es el cumpleaños de algún local y pasas por su casa, no te asustes si te invitan a comer de todo lo que hayan preparado. Es muy típico de ellos ser hospitalarios y conviven con los turistas y viajeros diariamente, por lo que lo hacen muy fácil. 

barco filipinas Malapascua

No esperes nada, y lo encontrarás todo…

Ya habrás imaginado que lo que tienes por ver en Malapascua sólo lo sabrás si vas a descubrirlo. Hay sensaciones que no se pueden explicar con palabras. Y cuando te dejas llevar con una actitud positiva y abierta, todo llega. 

Un artículo escrito por Marta Padrós López

@naluumoana

Deja un comentario

Tu comentario será revisado antes de ser publicado.

MALAPASCUA SHOP